miércoles, 16 de octubre de 2013

Los ojos del gato (1985) de Lewis Teague



General, el gato que sirve de único vínculo entre las tres historias
Me encanta este film. Lo vi de pequeño y me fascinó. Eso sí, los que esperen encontrarse con un film aterrador, desde luego esto no es lo que están buscando. A pesar de estar compuesto por tres historias basados en relatos de Stephen King (y adaptadas al cine por él mismo), el film divaga entre el thriller, con ciertos toques de acción y la fantasía. Tenemos a un personaje principal que es un crack, y ése es el gato protagonista, que destaca por ser, seamos francos (hasta detractores del film) un excelente actor. Un aplauso merecidísimo para los entrenadores y amaestradores del felino, que es un atractivo muy pero que muy importante en el film. Aunque no el único. Decir que las historias en mi opinión están muy bien, me han gustado mucho, además son la mar de diferentes entre sí. Tal vez se eche algo de menos un hilo conductor entre ellas, que no lo hay (exceptuando la presencia del gato), pero eso es lo de menos. El entretenimiento está servido. 

Amanda (Drew Barrymore) con General

La primera historia nos cuenta el enorme sacrifico de un padre de familia, Dick Morrison (James Woods), para dejar de fumar. Pero si por lo visto (yo no soy fumador), abandonar el tabaco resulta un suplicio en circunstancias normales, para el pobre Dick será aún peor, puesto que ha acudido a una fundación que asegura que todos sus clientes, dejarán de fumar en el tiempo programado para ello. Y más les vale. Los clientes son vigilados constantemente y si por casualidad, se les ocurre desobecer los consejos de la fundación y acercarse un pitillo a lo boca, sufrirán aterradoras consecuencias. 

Dick Morrison (James Woods) tendrá que decidir entre dejar de
fumar sí o sí, o recibir un crudo y severo castigo

La segunda historia nos presenta a un mafioso ricachón, Cressner (Kenneth McMillan), que lleva muy mal eso de que su mujer le ponga los cuernos. Así que, en respuesta a este ultraje, someterá al amante de su mujer, John Morris (Robert Hays), a una cruel venganza. Lo obligará a caminar por la estrecha cornisa del edificio donde vive, en la planta 20. Si el pobre señor Norris diese un traspiés quedaría como una tortilla en el asfalto. 

Cressner (Kenneth McMillan) plantea al amante de
su mujer (Robert Hays) el dificilísimo reto

Finalmente, llegamos a la última historia y sin lugar a dudas mi favorita. Hasta ahora el film había presentado una ausencia de contenido fantástico evidente, mostrado de golpe en esta tierna y macabra historia a partes iguales. El gato del título, cobra protagonismo, puesto que hasta ahora, en las dos historias anteriores, no había sido más que un mero testigo de los acontecimientos sucedidos. En este último episodio, el felino será el encargado de proteger a una inocente niña, Amanda (encantadora Drew Barrymore), del ataque de un gnomo cabrón, que se esconde tras la pared del cuarto de la chiquilla y le roba la respiración por las noches.

El gnomo diabólico, ¡qué feo es el hijo puta! ¿verdad?

El gnomo robándole la respiración a Amanda
El resultado es muy positivo, no entiendo comentarios que he leído por ahí de ciertos usuarios que han tachado este film como insufrible, a mí me parece de lo más ameno y enternecedor. A destacar entre el reparto a un actor que me parece buenísimo que es James Woods, a Kenneth McMillan que es el millonario vengativo de la 2ª historia y por supuesto a la eterna y dulce Drew Barrymore, despertando tanta emotividad como ya haría antes en "E.T.". Destacar también el monstruoso gnomo de la 3ª historia magistralmente realizado (por Carlo Rambaldi, creador de E.T. o el King Kong de la versión de 1976) y unos efectos convencionales que siguen demostrando que son infinitamente superiores a porquerías realizadas con ordenador hoy en día. Nada más, que es un film muy pero que muy entrañable, muy ochentero (símbolo de calidad para todo nostálgico de la década, como yo) y que puede satisfacer a grandes y a pequeños, pero sobre todo a aquéllos que quieran pasar un rato entretenido y que no vayan de finolis intelectuales cultos de cine que como de costumbre, apuntarán que un film como éste es una banalidad. En fin, que es una maravilla.

Amanda y General, amigos para siempre

*Como curiosidad: dos populares personajes de Stephen King se colarán en la película, a modo de cameo, como guiño al escritor: 

Christine
Cujo

*MI MOMENTO FAVORITO: el combate a muerte entre el gato, General, y el escurridizo y malvado gnomo que intenta robarle el oxígeno a la pequeña Amanda (Drew Barrymore).

10
General vs. el gnomo

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada