lunes, 14 de octubre de 2013

Marcado por el odio (1956) de Robert Wise



El pequeño Rocky recibiendo maltratos por parte de su borracho padre
Todo un clásico que significó el salto a la fama definitivo para el gran Paul Newman, quien demostró que no sólo era un tipo muy atractivo, también un actorazo como la copa de un pino. El papel inicialmente estaba destinado para James Dean, pero su repentina y desgraciadamente le abrió las puertas a Newman. La película está basada en la vida de la estrella del boxeo Rocky Graziano y nos cuenta un retrato dramático de los hechos más llamativos de la biografía de éste, encarnado magistralmente por Newman. El film arranca enseñándonos la traumática infancia del pequeño Rocky, un niño maltratado por su padre que crecerá en los barrios bajos rodeado de delincuencia. En su adolescencia, por lo tanto, se convertirá en un auténtico buscalíos, dicho propiamente. Rocky estará envuelto en cualquier follón, ya sea atracos, peleas, etc. Debido a su vida delictiva acabará en la cárcel, donde por primera vez dará muestras de su talento para utilizar los puños. Y así progresivamente iremos siendo testigos del ascenso de su trayectoria como boxeador profesional, por supuesto, sin que los problemas abandonen por completo la vida de Rocky, ya que su antigua vida delictiva nunca le abandonará del todo. 

Rocky (Paul Newman) se convertirá en un joven muy rebelde

Rocky y su amigo Romolo (Sal Mineo) burlando a la poli
Pues bien, ante todo me gustaría señalar que no me entusiasma todo lo relacionado con el mundo del boxeo, así que no me esperaba gran cosa de esta película. Pero como en muchas ocasiones ocurre, me propuse verla y la verdad me encontré con una grata sorpresa, porque la verdad me gustó mucho. Y es que la película, aunque lleva como trasfondo el boxeo, no deja de ofrecernos una historia magistral. Un drama muy potente, apoyado, como ya he dicho en gran parte por unos extraordinarios intérpretes, pues al supremo Paul Newman, le acompañan unos secundarios de lujo, véase la joven Pier Angeli, Eileen Heckart o el también malogrado Sal Mineo (otra de esas jóvenes promesas de Hollywood que, al igual que Dean, se encontró con un trágico final). A su favor también cuenta una soberbia dirección de uno de los realizadores más polifacéticos del Hollywood de aquellos años, el gran Robert Wise. 

Rocky en medio de una pelea

Rocky acabará con su culo en la cárcel
Si digo que es polifacético es porque el señor Wise ha sido un magistral profesional del Séptimo Arte que ha tocado prácticamente todos los géneros existentes con gran acierto, véase por ejemplo la ciencia ficción con "Ultimatum a la Tierra" o "Star Trek", o el terror con "The haunting (casa encantada)", o el musical con "West Side Story" y "Sonrisas y lágrimas", o el drama como por ejemplo esta magnífica película. Los aspectos técnicos, pues también son de diez, la fotografía y la dirección artística (en blanco y negro) sin ir más lejos fueron premiadas ambas con un Oscar dicho año. Apoya también el drama humano de la historia una preciosa banda sonora y los acontecimientos sucedidos en la trama, divida en dos partes diferenciadas, una inicia en la que veremos las andanzas de un joven Rocky y sus escarceos con la delincuencia (en mi opinión más interesante) y una segunda en la que se centra más en la escalada a la cúspide de Rocky en el mundo del boxeo. Quizás esta segunda parte peque más de caer en los estereotipos de los films que tratan el tema de cualquier deporte de competición (considerando al boxeo como tal, claro), en el que ya sabemos que el prota será el que saldrá victorioso tras varias pesquisas, por eso he comentado que me parece más interesante el primer segmento del film. Aún así (y que conste que lo dicho es una opinión subjetiva), no me parece que dicho detalle le quite interés al film. 

Rocky se acabará enamorando de la joven Norma (Pier Angeli)

Steve McQueen debutando como actor
Como curiosidad hay que decir que supuso el debut de varios actores, como Dean Jones (conocido por interpretar al malvado veterinario de la entrañable "Beethoven"), Robert Loggia o un joven Steve McQueen (quien no tardaría en convertirse en toda una estrella al nivel de Newman). Además tampoco se puede dejar pasar por alto las evidentes referencias que este film creó para inspirar la realización de una de las películas más famosas con la figura de un boxeador como protagonista, que a su vez se convirtió en una popular saga. Me estoy refiriendo por supuesto a ''Rocky'', protagonizada por Silvester Stallone, la cual deja bastantes evidencias de haber tomado este emblemático film como referencia. Sin más ni más, es un clásico extraordinario, un excelente drama que tiene la virtud de hacer que nos interese incluso a aquéllos a los que no nos mola ni lo más mínimo el mundillo del boxeo. 

El auténtico Rocky Graziano

*MI MOMENTO FAVORITO: aunque no tengo uno concreto, sí que me moló bastante el tramo final en el que Rocky (Paul Newman) dispute un duro combate en el ring. 

Ya se van notando los golpes en el rostro de Rocky

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada