domingo, 24 de noviembre de 2013

Grease (1978) de Randal Kleiser



Una de las parejas más famosas de la Historia del cine;
Sandy Olsen (Olivia Newton-John) y Danny Zuko (John Travolta)
Para mí hablar de "Grease" no es hablar de una película. Es hablar de todo un conjunto de maravillosas emociones, magníficos recuerdos y un sin fin de inclasificables sentimientos. No me veo capacitado para reproducir en una crítica lo genial que me parece este film. No sólo por ser un clásico famosísimo e inolvidable, sino por la facilidad en la que se ha instaurado en los corazones de muchos millones de personas, entre ellas yo mismo. "Grease" es un espectáculo extraordinario, es transportarse a otro mundo, dejarse llevar por sus fabulosas canciones, "Grease" forma parte de la vida de muchos, por eso digo que no es una simple película. Sus geniales y entrañables personajes, excelentemente construidos y retratados, han contribuido a convertila en un icono. Es una película que pasa por generaciones, fascinando, encantando, maravillando y emocionando. Es una de las películas favoritas de mi madre, es una de mis películas favoritas y de mucha gente de mi edad que conozco y seguramente será la favorita de muchas otras generaciones que vengan detrás. 

Los T-Birds

Ésa es la magia de un film como "Grease", algo insustituible, algo especial. "Grease" es una de las maravillas más espectaculares que se ha creado en el Séptimo Arte, es una de las causas por las que muchos hemos aprendido a amar el cine a través de las maravillosas emociones que muchas veces nos puede transmitir desde el otro lado de la pantalla. No hay lugar para dobles sentidos ni ningún tipo de reflexión intelectual, lo que queda es sentarse y difrutar. Es absolutamente colosal.

Las Pink Ladies

Por supuesto, ni qué decir tiene que "Grease" fue todo un exitazo, pues con un presupuesto de tan sólo 6 millones de dólares, consiguió recaudar casi 400 millones en la taquilla mundial.

La severa señorita McGee (la veterana Eve Arden)

*Como curiosidad: uno de los chavales figurantes es Michael Biehn, el futuro actor fetiche de James Cameron, quien hizo de los míticos Kyle Reese en "Terminator" y el soldado Hicks en "Aliens, el regreso".

Michael Biehn (2º empezando por la izda.) siendo un chavalín

*MOMENTOS PARA RECORDAR (y emocionarse):

Los geniales títulos de crédito animados a ritmo de los Bee Gees
''Tell me more, tell me more...''
''Look at me I'm Sandra Dee''
''Hopelessy devoted to you''
''Greased Lightning''
- Sandy: "mis padres quieren que vengas a tomar el té el Domingo"
- Danny: "no me gusta el té"
- Sandy: "Bueno puedes tomar otra cosa"
- Danny: "no me gustan los padres"
''Beauty School Drop-Out''
El baile de graduación
''Siempre he creido que detrás de tu estúpido aspecto hay una persona maravillosa''

*Y por supuesto; MI MOMENTO FAVORITO:

''You're the one that I want, hu-hu-hu''

Y yo acabo preguntándome; ¿de verdad puede quedar alguien en La Tierra que no haya visto esta pedazo de maravilla? 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada