viernes, 15 de noviembre de 2013

La novia de Chucky (1998) de Ronny Yu

BrideofChucky


''Vaya, hola muñequito''
Transcurrieron siete años desde "Muñeco diabólico 3", hasta que se animaron a devolver a la gran pantalla a uno de los villanos más carismáticos del cine de terror, Chucky, y en mi opinión, no pudieron hacerlo con mayor acierto. "La novia de Chucky" fue todo un puntazo para la saga del muñeco asesino y una grata sorpresa que tuve la suerte de disfrutar en el cine, con unos tiernos diez añitos. Ya de aquélla era un fan acérrimo del malvado personaje, me había visto las anteriores y la verdad, es que me lo pasé genial con el visionado de esta entrañable nueva secuela de la franquicia. Esta cuarta entrega de "Muñeco diabólico" rompe por completo con el estilo característico de la saga hasta ese momento. Sí bien es cierto que el personaje de Chucky siempre había incluido cierto humor negro y socarrón, lo cual fue una de las características que lo convirtieron en un malo tan icónico e incluso, ¿por qué no decirlo?, tan querido y admirado (seamos francos a pesar de las perrerías que es capaz de cometer, resulta ciertamente "entrañable"), aunque aquí, los realizadores explotaron esa parte cómica, exagerándola en extremo. Todo elemento de cierto contenido terrorífico visto en las anteriores secuelas, aquí lo erradicaron por completo; en cambio sacaron a relucir todo el potencial cómico y el humor socarrón implícito en el personaje para convertirlo en el principal atractivo de la peli y francamente, en mi opinión, el experimento les quedó de puta madre. La película es genial, es súper divertida y aporta momentazos realmente buenos. 

Tiffany (Jennifer Tilly) resucita a Chucky con magia negra...

Por supuesto otra de las mayores y más acertadas adquisiciones de la saga, fue indudablemente, el personaje de Tiffany. Esta mujer (magistralmente interpretada por Jennifer Tilly, la cual consigue explotar su lado más sensual incluso sin poseer lo que podíamos denominar, unas características físicas apropiadas para resultar una femme fatale en toda regla) era la novia de Charles Lee Ray, o sea el asesino psicópata (interpretado por Brad Dourif) que en la primera parte introdujo su alma asesina en el muñeco Good Guy, Chucky, y que desde entonces ha estado cargándose a la peña desde su nuevo envoltorio físico. 

...y Chucky vuelve tan cabroncete como siempre

La pareja de buenos; Jesse (Nick Stabile) y Jade (Katherine Heigl)
Recordemos que al final de "Muñeco diabólico 3", Chucky acabó desintegrado por las élices de un ventilador, por lo tanto lo que queda de él, son simples pedazos. Ahora, su antigua amante, ha localizado dichos fragmentos y muy meticulosamente los coserá hasta formar de nuevo el cuerpo íntegro de Chucky y además lo devolverá a la vida mediante el ritual vudú que todos los fanáticos de la saga, pues, ya se conocerán. Pero el reencuentro entre ambos no será tan propicio como habría sido de esperar y tras unos encontronazos inapropiados, Chucky acabará matando el cuerpo humano de su novia y transportando su alma al de una muñeca. Ahora esta parejita tan particular deberá componérselas para conseguir que sus almas vuelvan a depositarse en nuevas vasijas humanas, para ello se servirán de una pareja de enamorados Jesse (Nick Stabile) y Jade (Katherine Heigl, especialmente conocida por su participación en la serie "Anatomía de Grey"), que deciden fugarse para vivir libremente su amor, prohibido por las circunstancias de su entorno. Obviamente, dicho viaje, estando Chucky y Tiffany de por medio, no va a ser nada romántico, sino todo lo contrario, estará repleto de sangre y muerte, para gusto y disfrute de los psicóticos muñecos y de nosotros, sus irremediables fans, que disfrutaremos con cada una de las tropelías viscerales que irán cometiendo a lo largo del desarrollo de la historia. 

Chucky y Tiffany, una pareja de muerte...

Vuelvo a decirlo, para mí el visionado de "La novia de Chucky" se convirtió en una experiencia divertidísima y que con el paso del tiempo se ha ido transformando en indudablemente entrañable. Por supuesto, todo crítico viviente le ha dedicado las peores palabras imaginables, pero bueno, es lógico, nadie mínimamente "intelectual" sabrá verle el atractivo a una joya gamberra como ésta. Yo como ando muy lejos de serlo pues sin más diré que es una pasada, no sólo por su excesivo humor canalla, sino porque aparte, cuenta con un diseño de producción sobresaliente. Sus 20 millones de dólares de presupuesto relucen a la perfección. 

...y muerte irán sembrando allá por donde vayan

Chucky se declara a Tiffany
La destreza visual del director (el oriental Ronny Yu) es asombrosa, los aspectos técnicos de la película son magistrales, porque aunque nadie lo vaya diciendo por ahí, "La novia de Chucky" presenta un impecable trabajo de fotografía (¿que raro suena decir esto de una peli así, no?, pero es la verdad). La ambientación también es un puntazo, curiosamente contrasta el hecho de que el cachondeo invada la producción con el hecho de que el aspecto visual de la película sea el más siniestro y oscuro de toda la saga. A destacar también el despiporre de violencia grotesca que derrocharon por la pantalla, con escenas gore muy bien efectuadas y muertes potentes y verdaderamente creativas; a destacar ese homenaje a "Hellraiser" en la escena de la muerte del jefe de policía (interpretado por el fallecido John Ritter, recordado por ser el padre de Junior en "Este chico es un demonio"). También acertaron de pleno en la composición de la banda sonora, en la que abundan algunos temas heavys como por ejemplo "Living Dead Girl" orquestada por Rob Zombie (el cual puede oirse durante los títulos de inicio del film), los cuales le van que ni pintados a la ambientación en general de la película. Y por último voy a señalar, para mí, el valor prioritario del film y es que se notó que los realizadores pusieron todo su empeño en no bajar a un personaje como Chucky del tan alto pedestal en el que se encuentra, a mi entender, todavía, respetando su esencia y logrando un proyecto cuyas reminiscencias al cine ochentero se ven muy frescas para deleite de los más nostálgicos. 

Muerte homenaje a "Hellraiser"

Jade toma las armas
En fin, he leido un buen porrón de críticas destructivas de "La novia de Chucky", un alubión de ataques que la señalan como un miserable montón de mierda y una ridícula parodia del muñeco diabólico. No seré yo quien contradiga el gusto de cualquier usuario, pero desde mi punto de vista se trata de un análisis muy desmeritorio e inmerecido de una película que ya es un clásico y que a diferencia de servir como vehículo para hundir en la mierda a un personaje magno en la historia del terror, sirvió para darle más prestigio, pues no olvidemos que "La novia de Chucky" fue un notable éxito y a día de hoy sigue siendo la película más taquillera de la saga de "Muñeco diabólico" y no de manera injustificada, una de sus películas más recordadas. Para mí es una grandiosa joya, idónea para pasar un rato realmente cojonudo, divertido y distraido. 

*Como curiosidad, al principio del film aparecen en una comisaría, unas taquillas con las pruebas sobre crímenes sin resolver y en dicha escena podremos ver referencias a otras famosas sagas de terror como "Halloween", ''Viernes 13" y "Pesadilla en Elm Street"

La máscara de Michael Myers y las garras de Freddy Krueger son bien notorias

*A destacar la frase más descacharrante:

''La tiene muy pequeña para una mujer como tú''
''Lo que importa no es el tamaño gilipollas, sino lo que haces con ella''

*MI MOMENTO FAVORITO: esa grandiosa y surrealista escena final en la que Tiffany pare entre alaridos, al hijo de Chucky, que es el más puro ejemplo de ese gamberrismo auténtico que inunda la película. 

¡Mini-Chucky!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada