domingo, 17 de noviembre de 2013

Las dos caras de Julia (1978) de Wes Craven



Rachel Bryant (Linda Blair)
Todo un fan del género de terror, lo más seguro que, podría llegar a relamerse de gusto al toparse ante un film, dirigido por el maestro del terror Wes Craven y protagonizado por la eterna niña de "El exorcista", Linda Blair. No es para menos, con semejantes nombres icónicos de dicho género, la cosa no podría apuntar mejor, a priori, claro. "Las dos caras de Julia" (típico título en español, que no se sabe bien de donde lo sacaron, ya que el original sería "Verano de miedo") se trata de un telefilm que Craven rodó a finales de los setenta, tras haber realizado dos de sus mejores películas consecutivamente; "La última casa a la izquierda" y "Las colinas tienen ojos"; dos pedazo de clásicos, que con merecimiento han pasado a la historia del terror como dos film particularmente polémicos por la plasmación atroz de la violencia, en aquel momento. En 1978, se ve que Craven no contó con demasiados recursos y decidió involucrarse con este proyecto para la pequeña pantalla, con un guión basado en una novela de Lois Duncan (quien también escribió la novela en la que más adelante se basaría "Sé lo que hicisteis el último verano"). Pues bien, como estrella principal contaron con Linda Blair, todo un nombre en aquel momento por su papel de la poseida Regan, por duplicado en "El exorcista" y la fallida secuela de ésta. Pero no nos engañemos, a pesar de la participación de estas dos supremas personalidades, esto no deja de ser un telefilm cutrecillo con más fallos que aciertos.

La malvada prima Julia (Lee Purcell)

Extraños accidentes comienzan a pasar en la familia
Vamos, que ni Craven demuestra su lucidez filmando, ni la presencia de Blair resulta especialmente llamativa; de hecho, estoy convencido que esta película habría quedado arrinconada en el olvido y nadie se habría molestado ni tan siquiera en reseñarla de no haber sido por dichos nombres tan importantes en la historia del terror. Se cuenta la historia de una misteriosa muchacha, Julia (Lee Purcell) que se traslada a vivir a la casa de sus primos, un rancho en plan Bonanza. Desde la llegada de la chica, comienzan a pasar extraños acontecimientos, de tipo sobrenatural. Su prima Rachel (Linda Blair), será la que empiece a indagar en el pasado de Julia y descubra que posee maléficos poderes, con los que es capaz de hacer daño a todo aquél que se lo proponga. Por supuesto, esto no le gustará a la diabólica prima, que hará todo lo posible por cerrarle la boca para siempre.

Rachel sospecha que Julia es mala, pero nadie la cree

Mientras las desgracias siguen ocurriendo en la familia
En resumidas cuentas, la película no destaca en nada. La historia es muy monótona de por sí, pero es que además, al tratarse de una peli hecha para televisión, pues encima resulta más perjudicada por el sin fin de limitaciones que presenta. La violencia escasea, el contenido terrorífico es muy blando y las supuestas escenas de terror son muy flojitas. Las interpretaciones son muy limitaditas, incluyendo a Linda Blair, la cual, como ya he dicho, no destaca precisamente del resto del elenco. A ver, sí destaca, pero por haber sido la niña de "El exorcista", pero por nada más. Curioso es que a pesar de haber sido ella quien encarnase al poseido personaje tan famoso, y a pesar de lo que da a entender la peli inicialmente, Linda Blair no aparece en ningún momento ni endemoniada, ni con ningún tipo de maquillaje grotesco puesto sobre la cara. La mala, Lee Purcell, de hecho, tampoco aparece maquillada como un adefesio, sin más cuando le toca mostrar su cara diabólica, le colocan unas lentillas blanquecinas que le da un aspecto ligeramente más siniestro.

Las fotografías desvelarán un inquietante secreto

Vamos, que tampoco destaca el film por aportar técnicas artísticas muy elaboradas. En cuanto a la calidad, no resulta mejor en apariencia que cualquier capítulo de "Falcon Crest" o "Dallas", vamos que es modesta, modesta, modesta. ¿Se puede ver? Bueno, mentalizándose de que es una peliculilla muy inofensiva y con un puñado de limitaciones excesiva, quizás pueda llegar a entretener. Eso sí, quien se pueda llegar a pensar que se va a topar con un film de terror mínimamente aceptable, que se olvide. Repito que no se deje engañar por el hecho de que el director sea Wes Craven, y la prota Linda Blair, porque son meros detalles que no le aportan un mínimo de calidad al proyecto, sin más simples curiosidades, que pueden funcionar como único atractivo para que alguien se pueda llegar a interesar lo más mínimo por visionar esta peliculilla. 

Julia mostrando su cara más diabólica

*MI MOMENTO FAVORITO: cuando Rachel (Linda Blair) descubre el malvado secreto de su prima Julia (Lee Purcell) y se liará a ostias con ella. 

De ex-poseida a nueva poseida

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada