lunes, 18 de noviembre de 2013

Indiana Jones y el templo maldito (1984) de Steven Spielberg



Harrison Ford vuelve a ser Indiana Jones
Para mí, ésta es la mejor película de Indiana Jones. Ya sé que en todas partes aparece señalada como tal, "En busca del arca perdida", pero sinceramente a mí me gustó muchísimo más esta segunda aventura. Y es que cuando la vi de niño me transmitió muchas sensaciones infinitamente más positivas que la primera película. Curioso el dato que ésta, es en realidad una precuela ya que se desarrolla un año antes cronológicamente que la de "el arca perdida", dato que había pasado desconocido ante mis ojos hasta la última vez que la he vuelto a ver hará unos tres años o algo así. En mi opinión, "El templo maldito" supera a la anterior película (realizada) sobre el famoso aventurero en todo. Para empezar me resultó más entretenida, tiene muchos más efectos especiales (y no voy a decir mejores, digamos que de calidad similar), la historia es más amena y más impresionante, visualmente es más impactante, tiene más dosis de humor muy bien traido, hay más ritmo, más peligros, más pirotecnia, más tenebrismo, etc. En fin, que es un peliculón; lo que para mí no es "el arca perdida" digan lo que digan su infinidad de defensores; y que conste que no la estoy atacando, reconozco sus méritos obviamente; pero es que es mi más sincera opinión. 

Willie Scott (Kate Capshaw) compañera de Indiana Jones en esta aventura


Un gran escarabajo, todo un manjar...
Me veo en la obligación de señalar esa pedazo de escena gore que contiene esta película, una escena que deja bien claro que no es una película precisamente para niños. La escena en cuestión es una presenciada por nuestro protagonista (inmejorable Harrison Ford) en el templo del título en el que a un tipo le sacan literalmente el corazón del pecho. Curioso que el señor Spielberg luego sea tan crítico con los films violentos y quiera ir de tan políticamente correcto cuando viendo esta escena hay que decir que no se cortó un pelo a la hora de mostrar visceralidad y mala leche (digna del mismísimo Lucio Fulci -bueno, no tanto-). De hecho esta escena en concreto, fue la responsable de la aparición de la calificación "no recomendada para menores de 13 años", la cual le aribuyeron a este film en su estreno. Esperemos que algún día al señor Spielberg no le dé por sacar una versión nueva de "El templo maldito" y censure esta escena, como hizo con aquel bochornoso retoque digital de una escena de "E.T."; en la que sustituyeron dos rifles por dos walkie-talkies, debe de ser que porque consideraron que a los niños les daría un infarto si veían armas en un film familiar. Que no os extrañe que en alguna edición posterior de la peli, cambien el corazón humano por un caramelo o algo así, no vaya a ser que a alguien le dé un ictus viendo este film, hombre. 

...y de postre, sesos de mono. ¡Cáete pa atrás!

El pequeño Tapón (Ke Huy Quan)
A destacar a los acompañantes de Indiana Jones, la guapísima Kate Capshaw (que aporta un gran contenido humorístico al film que se agradece) y el chinito de "Los Goonies", que se convierte en uno de los personajes más entrañables de la saga de Indiana Jones. En definitiva "el templo maldito" me encanta, es un film entretenidísimo y verdaderamente espectacular e impactante, tiene una serie de factores argumentales y visuales tan cojonudos que obligatoriamente me hacen decir que es la mejor película del mítico personaje. Desde luego es mi favorita, seguida muy pero que muy de cerca por "La última cruzada", otra gran joyita del cine de aventuras superior en mi opinión, a la tan infladísima "arca perdida". Genial y absolutamente imprescindible. 

Los tres protas observando un brutal rito en el templo maldito

Como era de esperar, el éxitazo se repitió y "El templo maldito", habiendo contado con un presupuesto de 28 millones de dólares, llegó a recaudar más de 300 millones de dólares en todo el mundo (superando incluso la de la anterior aventura del popular personaje). 

A pesar de los riesgos que vivirán, entre Indiana y Willie irán saltando chispas

*MI MOMENTO FAVORITO: durante la escena del rito en el templo maldito, un siniestro maestro de ceremonias, le extraerá a un pobre desgraciado, el corazón el pecho, con todo lujo de detalles. Una escena verdaderamente violenta y gore, sobre todo si tenemos en cuenta que va incluida en un film con tintes de "diversión para toda la familia". 

A corazón descubierto

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada