domingo, 3 de noviembre de 2013

Madman (1981) de Joe Giannone



Contando historias a la luz de la hoguera
"Madman" es, ni más ni menos, otro slasher ochentero que quiso aprovecharse del éxito de otros superiores como "La noche de Halloween" o más claramente, "Viernes 13". De esta segunda retoma el mismo escenario, un campamento de verano (bueno, al menos algo que se le parece), sobre el que pesa una aterradora maldición. En resumidas cuentas "Madman" es un slasher menor, no sólo por haber sido realizada con un ínfimo presupuesto, lo cual canta por todos lados, sino también con un evidente talento inferior para lograr una realización tan aterradoramente eficaz, como por ejemplo las otras dos magnas obras mencionadas. No obstante, me parece un film que podrán disfrutar, a grandes rasgos, los más acérrimos fanáticos del slasher ochentero, eso sí, sabiendo pasar por alto las numerosas deficiencias que presenta. 

Madman Marz se acerca con su hacha dispuesto a decapitar a alguien

Los asesinatos no tardarán en producirse
La película nos sitúa en un campamento a tomar por culo en medio del bosque. Curiosamente se trata de un campamento que cuenta con mayor número de monitores que de chavales (que son cinco contados, literalmente, se ve que no pudieron escatimar mucho con el reparto). A la luz de una hoguera, el reducido grupo cuenta la leyenda de Madman Marz, un granjero muy bestiajo de más de 2 metros de altura, al que un día se le fue la cabeza. El tipo agarró un hacha y descuartizó a toda su familia. Posteriormente los lugareños, en vista del horror que había cometido, le dieron su merecido y no sólo le clavaron su propio hacha en toda la cara, dejándole una profunda herida, sino que lo colgaron de un árbol. Pero, a la mañana siguiente el cuerpo de Marz había desaparecido. Cuenta la leyenda que vaga por los bosques en plena noche, con su inseparable hacha, y aguarda a la espera de que alguien diga su nombre en voz alta. De ser así, hace acto de presencia y se carga a todo aquél que se jacte de su aterrador nombre. Pues bueno, uno de los muchachos se toma a guasa la historia y empieza a proclamar a los cuatro vientos el nombre del granjero psicópata. Y bueno, ya os imagináis lo que va a pasar, la leyenda es cierta y Madman Marz se presentará en el campamento, donde a hachazo limpio irá haciendo una escabechina con todo el personal. 

Cadáveres potenciales

Retozando en el jacuzzi
Argumentalmente sigue la línea marcada por todo slasher; un grupo de personajes, en esta ocasión muy poco o nada interesantes, que se ponen a disposición del asesino de turno, para que éste los mande al otro barrio. A pesar de que el 90% de las críticas y comentarios que he podido leer por ahí sobre "Madman" son bastante negativos en general y la tachan de ser una insufrible mierda, voy a ser ciertamente benévolo y voy a mencionar aspectos negativos (que los tiene a patadas) y también alguno que otro positivo, que desde mi perspectiva, la rescatan un poco de ser lapidada y defenestrada por completo. Entre los aspectos negativos es obvio que el reparto es bastante nefasto. El plantel de actores, por lo general, no cumple ni por asomo con la misión de transmitir la más mínima intranquilidad al espectador. Curiosamente, éste viene encabezado por Gaylen Ross, quien en 1978 había protagonizado el clásico "Zombie" de George A. Romero, quizás ella por ser un rostro ciertamente habituado al género y digamos, algo más reconocido, sea la que más destaque, pero el resto se merece la más absoluta de las desaprobaciones. Por otro lado, la atmósfera del film es irregular, a ratos cumple y es ciertamente inquietante (sobre todo la casa del asesino) y a ratos se queda a medio gas. El ritmo también perjudica un poco la acción, la película es por momentos bastante lenta y lo que en otros films esto funciona como ventaja a la hora de crear suspense (véase sin ir más lejos "La noche de Halloween") en "Madman" este recurso es poco efectivo. 

El pobre T.P. (Tony Fisk) sufrirá un agobiante ahorcamiento
R.I.P. Tony Fisk (1958 - 2009) 

Betsy (Gaylen Ross)
Ahora bien, yo al menos, también he sabido verle ciertas peculiaridades que me parecen más bien acertadas. Lo que más destaca, son los asesinatos. "Madman" es bastante sangrienta, los crímenes son más bien gráficos y no le falta algún momento gore ciertamente potente (véase decapitaciones, hachazos, amputaciones varias,...), o sea que en digamos, un aspecto fundamental a la hora de realizar un slasher cumplidor, la película, desde mi punto de vista, no defrauda. Otro apunte positivo es el aspecto del asesino, a mí la verdad (a pesar de que a veces puede parecer un poco ridículo, según lo enfoquen) me moló el maquillaje a grandes rasgos, así como la banda sonora que también me parece muy acertada y espeluznante, sobre todo la canción con la que arranca y finaliza el film que nos detalla, a modo de narración, la historia del asesino de la película. Para finalizar, también me llamó la atención para bien, el final, un desenlace bastante inusual en este tipo de películas que delata, al menos, cierto interés en querer aportar quizás, un toque de cierta personalidad en el proyecto.

Madman Marz deja muy claro que no hay que tomar su nombre en vano

En resumen, "Madman" no es ni de lo mejor ni de lo peor del cine slasher, es uno de tantos; flojito pero con cierto encanto. No es un clásico imprescindible, pero tampoco le reventarán a uno los ojos si le echa un vistazo. Como he dicho antes, creo que todo fanático de los slashers ochenteros sabrá encontrarle el punto y como yo, podrá encontrar la manera de disfrutarla en mayor o menor medida. No sería de extrañar que en algún momento se convierta en carne de cañón para algún remake de hoy en día, visto el panorama cinematográfico actual en cuanto a cine de terror se refiere. 

Muerta y no sólo de miedo

*MI MOMENTO FAVORITO: el final me sorprendió bastante y es que comprobaremos como es muy atípico en este tipo de películas. La "final girl" (Gaylen Ross) no sólo no conseguirá derrotar al asesino, sino que acabará formando parte de numeroso plantel de víctimas sangrientas de éste. 

¿Ya te ha quedado claro que Madman Marz existe, no?

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada