viernes, 8 de noviembre de 2013

Vestida para matar (1980) de Brian De Palma



Kate Miller (Angie Dickinson) con su psiquiatra,
el Dr. Elliott (Michael Caine)
Me parece que estamos ante una joya encubierta. Un excelente thriller de gran éxito en su momento que sin embargo fue muy machacado por la crítica, por las acusaciones de plagio contra Brian De Palma de su maestro y mentor el gran Alfred Hitchcock. Me hace gracia que se destaque tanto en los filmes de Brian De Palma, las constantes referencias que utiliza de Hitchcock, denominándolas como plagios, como si De Palma no tuviera méritos en su cine suficientes como para reducirlo a ser un mero imitador, y que por ejemplo no se destaque en la trayectoria del maestro de los plagios como es Tarantino, elogiadísimo siempre por la crítica cuando ése sí que plagia y vuelve a plagiar una y otra vez un montón del films que construyen (a modo de corta y pega) la mayoría de sus bodrios (véase ''Kill Bill'' o ''Death Proof'' para comprobar la cara dura de este tipo tan sobrevalorado). En cambio De Palma, no juega a ser Hitchcock. De hecho De Palma ha creado su propio estilo de hacer cine. En el caso de "Vestida para matar" De Palma se divierte construyendo una interesantísima trama que toma elementos del argumento de ''Psicosis'', pero seamos francos ambos filmes distan mucho; tanto, que la existencia expresa de un posible plagio es bastante remota. 

A esto se le podría llamar una "pesadilla húmeda"

¿Quién es esta misteriosa rubia?
No me voy a poner a comparar ambas películas, porque ''Psicosis'' es una obra maestra sin precedentes, pero no por ello hay que desmerecer este pequeño clásico que De Palma elaboró con una maestría que ya muchos otros hubiesen querido o sido capaz de hacer, tanto a nivel argumental como, sobre todo, audiovisual. La trama del film es sumamente engañosa, en la línea del estilo de su autor. Inicialmente nos sitúa como protagonista a Kate Miller (Angie Dickinson), una mujer de mediana edad, bastante bien posicionada socialmente, que sufre una fuerte crisis emocional. El problema es que, básicamente, se siente vieja y le preocupa seriamente no resultarle atractiva a los hombres. Por otro lado, su marido no la pone a tono y la señora Miller, que le gusta la caña de la buena, sale en busca de emociones fuertes en brazos de otros hombres, con bastante desinhibición (ver la ya mítica escenita en el interior de un taxi, en donde literalmente, no echa ni en falta sus bragas). Francamente, yo iba viendo "Vestida para matar" y la historia de esta mujer, no me interesaba un pimiento, veía pasar los minutos y llegué un poco a preocuparme porque me daba la sensación de que la película estaba sufriendo un estancamiento. 

Cosiendo a navajazos a la pobre Kate Miller

Liz Blake (Nancy Allen, esposa en aquel entonces de De Palma) es testigo del crimen
Pero lo bueno estaba por llegar y de manera inesperada, alrededor del minuto 35, De Palma abofetea al público en toda la cara y nos introduce al personaje de una misteriosa rubia, con gafas de sol y una navaja de afeitar que cose a navajazos (valga la redundancia) a la señora Miller en el interior de un ascensor. La historia por lo tanto toma otros derroteros y De Palma delata su influencia de Hitchcok, y más concretamente de "Psicosis", eliminando de golpe a la que parecia que iba a ser la protagonista del film, en una escena memorable y rodada con una maestría impecable. Ahora nos queda resolver el misterio de quién es esa rubia y por qué se ha ensañado de esa forma con la pobre Kate Miller, hasta el extremo de dejarla más tiesa que la mojama. De esta tarea se encargará una atractiva prostituta, Liz Blake (Nancy Allen), la cual ha sido testigo de dicho asesinato y para más inri, se convertirá en el próximo objetivo de esta rubia asesina. Todo el misterio parece tener alguna relación con el Dr. Elliott (Michael Caine), un psiquiatra al que Kate Miller solía visitar y que parece conocer más secretos de la rubia dichosa, de los que aparenta. 

Ahora Liz se convertirá en el nuevo objetivo de la rubia psicótica

El hijo de Kate Miller, Peter (Keith Gordon, el prota de "Christine"),
es todo un auténtico aprendiz de detective
"Vestida para matar" sorprende por muchos aspectos y no únicamente, como ya he nombrado, por las referencias de "Psicosis" tan inteligentemente utilizadas por su director. Tiene una trama que engancha con suma facilidad, empieza algo flojilla pero cual viaje en montaña rusa, en cuanto despega sólo queda disfrutar de un torrente de suspense que se intensifica hasta su excelente desenlace, posee giros argumentales sorprendentes, muy buenas interpretaciones, una dirección soberbia y referencias, además, al más puro giallo italiano (no hay más que ver la tan recurrente navaja de afeitar utilizada como arma homicida). De hecho creo que podría denominarse como un giallo americano, ya que coincide a la perfección con el estilo del maestro italiano Dario Argento. Ambos (me refiero a De Palma y a Argento) me recuerdan en más de un aspecto al ver sus películas, ambos tienen un estilo visual impecable y sorprendente, se permiten licencias extrañas y toques surrealistas en sus films y ambos tienen muy en consideración a Hitchcock para construir las tramas de sus respectivas películas, no sólo eso sino que han heredado mejor que nadie la maestría de su autor y no meramente juegan a "imitarle" sin más, puesto que incluso han creado sus propias referencias (y muchos otros a ellos sí que les han copiado). Para finalizar, recomiendo plenamente esta gran película que es sin duda una de las mejores de su director y uno de los mejores thrillers de los ochenta (junto a "Doble cuerpo" también de De Palma). Como ya he dicho al principio, es una gran joya encubierta. 

''¡Cuidado Liz, la rubia está detrás de ti!''

*MI MOMENTO FAVORITO: sin lugar a dudas esos hilarantes y sensacionales diez últimos minutos cargados de tensión y de alguna que otra incógnita en los que De Palma nos deleita con su propia "escena de la ducha" y un autohomenaje con una escena final, muy similar a su también magnífica "Carrie".

Nancy Allen demostró ser una scream queen en toda regla

No hay comentarios:

Publicar un comentario