sábado, 13 de julio de 2013

El mago de Oz (1939) de Victor Fleming



"Somewhere over the rainbow"
Hay ciertas películas que es una verdadera lástima no haberlas visto, en el momento adecuado, como por ejemplo cuando se es niño, que eres más fácilmente impresionable y te cuestionas menos cosas. "El mago de Oz" es un claro ejemplo, ya que supongo que como a mí me pasa, todo aquél que la vio siendo un crío, al verla ya siendo adulto le traerá maravillosos recuerdos y lo hará hundirse fácilmente en un universo de nostalgia y cierta, por qué no llamarlo así, magia. No obstante es digno destacar que una película como ésta puede ser perfectamente disfrutable por públicos de todas las edades, porque es sencillamente una obra maestra que merece la pena ver, aunque uno ya tenga haya dejado atrás la infancia. 

Dorothy (Judy Garland) con la Buena Hada del Norte (Billie Burke)

Siguiendo el camino de valdosas amarillas
Basada en un famoso cuento de Frank L. Baum, "El mago de Oz" nos cuenta la historia de una niña, Dorothy (Judy Garland) que sueña con viajar a un mundo que la evada de la realidad en la que vive en su pequeña granja de Kansas. Durante un tornado sale volando literalmente, en el interior de su casa y junto con su perro Totó llega a un lugar "más allá del arcoiris", en donde vivirá una increíble aventura, junto a un espantapájaros (Ray Bolger), un hombre de hojalata (Jack Haley) y un león cobarde ((Bert Lahr). Ambos irán a través del camino de valdosas amarillas a la ciudad Esmeralda para que el todopoderoso mago de Oz les cumpla un ansiado deseo. Durante el camino deberán salvaguardarse de la malvada bruja del Oeste (Margaret Hamilton), que ansía unas zapatillas rojas, dotadas de poderes mágicos, que Dorothy lleva puestas.

El clan al completo yendo a ver al mago de Oz

La malvada bruja del Oeste (Margaret Hamilton)
"El mago de Oz" es una magistral obra maestra, un precioso y colorista musical repleto de magia, con personajes memorables, situaciones inolvidables, canciones conocidísimas que todos en algún momento hemos cantado o tarareado, de hecho su banda sonora fue premiada merecidamente con un Oscar. Su puesta en escena es maravillosa, con una fotografía de color bellísima, decorados sublimes y unos efectos especiales realmente fascinantes teniendo en cuenta el año de su producción. Resaltar a la memorable Judy Garland como Dorothy, muy tierna y realmente inolvidable. "El mago de Oz" es en conjunto una maravilla sin iguales, una de las más grandres y geniales obras maestras del Séptimo Arte, una película que una vez vista es imposible no recordarla con un gran cariño y fascinación.

La ciudad Esmeralda

*MI MOMENTO FAVORITO: la verdad no sabría decir uno concreto de esta película, pero por mencionar uno que me llamó especialmente la atención, diré aquél en el que la malvada bruja del Oeste manda contra los protagonistas un ejército de monos voladores.

"¡Volad muchachos, volad!"

2 comentarios:

  1. Hola!! Excelente nota. Una obra del cine que superó cada una de las barreras posibles, volviéndose más importante que los libros en sí.
    Además la película tiene una "mística" especial, ¡está rodeada de misteriors! Me parece que es magníficamente atemporal… tan simple, tan honesta… y sin embargo profunda en mensajes sobre el amor y el descubrimiento de uno mismo.
    Una de mis fantasías favoritas, que seguirá en la mente del hombre contemporáneo por generaciones.

    Te invito a leer mi propia nota sobre esta obra y decirme qué opinas!

    http://viajarleyendo451.blogspot.com.ar/2013/09/el-mago-de-oz-cuando-el-cine-supera-la.html

    También, si querés podés seguirme en:

    https://www.facebook.com/sivoriluciano


    Subo notas de literatura, cine, humor y cultura en general. Saludos!!

    Luciano

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, claro que le echaré un vistazo. Saludos.

      Eliminar