martes, 9 de julio de 2013

Sabotaje (1936) de Alfred Hitchcock



El saboteador señor Verloc (Oscar Homolka)
Antes de partir a Hollywood, el maestro del suspense Alfred Hitchcock, ya despuntó en su país de origen, Reino Unido, con una serie de películas sobresalientes, muchas de ellas se han convertido en pequeñas obras maestras, más discretas que las posteriores obras más famosas de Hitchcock, pero enormemente interesantes y como no podía ser menos, tratántodose de Hitchcock, fácilmente atrapantes y cautivables. "Sabotaje" es una de estas pequeñas joyitas de este período primerizo de la carrera de Hitchcock y seguramente también sea una de sus películas menos complejas y más simples argumentalmente hablando, aunque no por ello posee menos cantidad de esa fuerza característica que su autor sabía imprimir a sus películas de manera increíble. 

El señor Verloc y familia

La Sra. Verloc (Sylvia Sidney) de primeras
no sabe que Ted (John Loder) es policía

Es más simple porque está compuesta por muy pocos elementos y un reducido número de personajes que componen la acción. La historia cuenta como el propietario de un cine, el señor Verloc (Oscar Homolka), lleva una doble vida. Su mujer (Sylvia Sidney) sospecha que la engaña con otra mujer, debido a su extraño y distante comportamiento. Sin embargo, la realidad es más dramática y terrible, ya que el marido colabora con una organización criminal que se encarga de organizar actos de sabotaje, siendo el señor Verloc la mano ejecutora. A la trama se sumará un policía camuflado, Ted (John Loder), que sospecha la verdad y comenzará a realizar sus pertinentes investigaciones. 

Este niño lleva consigo un paquete explosivo

A la Sra. Verloc se le está yendo la cabeza
Con muy poquito, y en una escasa hora y cuarto, Hitchcock nos cuenta una historia de suspense trepidante, plagada de tensión y con escenas (además hay que recordar que corría el año 1936) muy arriesgadas y la verdad bastante desoladoras. A destacar el cruel momento en el que el hermano pequeño de la protagonista, un niño de unos diez años, es víctima irremediable de uno de los actos aterradores perpetrados por el marido de su hermana mayor. Una escena de gran impacto que creo que demuestra en cierta forma la facilidad de Hitchcock de sobrecoger al público y de metérselo en el bolsillo. "Sabotaje" es una de esas maravillas, quizás, menos conocidas de su director, un Hitchcock que iba tomando forma y poco a poco despuntando como la figura suprema e icónica en la que se acabaría convirtiendo. Una pequeña gran película super recomendable para los adoradores del cine clásico y por supuesto para los acérrimos fans de Hitchcock (aunque supongo que éstos ya la habrán visto).

Interrogando al señor Verloc

*MI MOMENTO FAVORITO: es también uno de los momentos más impactantes, sobrecogedores y dramáticos de la película. El niño se monta en un autobús llevando consigo un paquete bomba que le deparará un trágico final, a él y a los ocupantes de dicho transporte
 
Lo que sigue a este angelical fotograma es un puñetazo en toda la cara

No hay comentarios:

Publicar un comentario