domingo, 28 de julio de 2013

La caída de la casa Usher (1960) de Roger Corman



La siniestra casa Usher
Después de haber destacado en el mundillo de la serie B, con peliculillas de terror y ciencia ficción bastante chungas y cutrecillas (pero con gran encanto) como "Conquistaron el mundo" o "El ataque de los cangrejos gigantes", el señor Roger Corman cambió de registro con esta adaptación de una historia de Edgar Allan Poe, demostrando bastante talento y profesionalidad al desempeñar una historia más seria, alejada de ese historial de dudosa calidad que había realizado hasta el momento. "La caída de la casa Usher" significó la primera de una serie de películas que Corman realizó basándose o inspirándose en relatos de Edgar Allan Poe, también supuso la primera colaboración del director con la icónica figura del terror de la época, Vincent Price, quien se convertiría en el actor fetiche en la gran mayoría de posteriores films de temática poeiana de Corman. El argumento del film se inspira en líneas generales en el relato original, aunque se permite sus variaciones, es lógico puesto que el texto de Poe era una cortita historia y para conseguir un largomentraje se hacía necesario unas incorporaciones libres por parte del guionista, que la verdad, están muy bien encajadas en la trama. 

Philip Winthrop (Mark Damon) con Roderick Usher (Vincent Price)

Roderick se opone al matrimonio entre Philip
y su hermana Madeleine (Myrna Fahey)
La película cuenta como un joven Philip Winthrop (Mark Damon) acude a la siniestra y oscura casa de la familia Usher (que está a punto de derrumbarse), para pedir la mano de su amada Madeleine Usher (Myrna Fahey). No obstante, el hermano mayor de ésta, Roderick (Vincent Price) se niega exponiendo al joven que la chica tiene una extraña enfermedad que acabará pronto con su vida, una enfermedad que ha perseguido a la estirpe de los Usher por generaciones. Philip de todas formas, no está conforme e insiste en su decisión, lo que deparará una serie de perversos y aterradores acontecimientos. "La caída de la casa Usher" es un film muy notable, con una ambientación magistral, muy cercana a las películas de terror gótico que por aquél entonces realizaba la productora británica Hammer. Desde luego en el tema estético podría pasar por una de la Hammer, porque la emulación que realiza Corman, de este estilo tan particular que caracterizó a dicha productora británica, es sobresaliente. 

Velando a Madeleine

Madeleine, no está muerta, pero sí enloquecida
Se consigue un ambiente muy enrarecido y misterioso, convirtiendo a los pasillos de la casa, sus misteriosas estancias y sus pavorosos rincones en protagonistas más de la trama y eso tiene mérito por parte de su director, viniendo de hacer la clase de películas que había estado haciendo hasta el momento, cuya ambientación era bastante risible y ciertamente patética, dando muestras de que Corman podía llevar a cabo sobresalientes peripecias técnicas. El reparto también es muy efectivo, destacando obviamente a un Vincent Price (teñido de rubio curiosamente) en su línea interpretativa elegante, misteriosa y enigmática. En cuanto a la trama llama la atención que aunque en sí pocas cosas ocurran (hasta prácticamente los minutos finales), el interés no decae, apoyándose en ese aura enrearecido que transmite la propia casa que ejerce una especie de control sobrenatural sobre los personajes haciéndolos desencadenar en la más angustiante de las locuras. En resumidas cuentas "La caída de la casa Usher" es un film muy loable, muy bien dirigido, interpretado y ambientado. En mi opinión no es la mejor de las adaptaciones que Corman realizó sobre relatos de Poe, pero sí es muy interesante y podría ser catalogada perfectamente como un digno film de culto e imprescindible para los amantes de los films de terror gótico de la década y películas del estilo de la Hammer.

Pelea de hermanos

*MI MOMENTO FAVORITO: el momento final en el que la casa marca su desenlace y el de sus habitantes y procede a su fatal destrucción. 

La caída de la casa Usher

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada