miércoles, 17 de julio de 2013

El perro de los Baskervilles (1959) de Terence Fisher



El sádico Sir Hugo Baskerville a punto de recibir su castigo
De nuevo el trío "hammeriano" por excelencia, Christopher Lee y Peter Cusing en el ámbito actoral y Terence Fisher en la dirección, se reunieron para llevar a cabo un nuevo clásico de la productora inglesa, tras "La maldición de Frankenstein" y "Drácula". En esta ocasión se llevó a cabo una adaptación de la novela del mismo tiempo de Sir Arthur Conan Doyle, protagonizada por su famoso personaje, el detective Sherlock Holmes. En la línea de la Hammer, lo que hicieron fue también poner al día un viejo clásico de los años treinta, puesto que ya existía una versión de la misma novela realizada en 1939 (con Basil Rathbone interpretando al famoso rey de los detectives). Lo que nos encontramos es un film de misterio, a lo sumo, pero también en la línea de la Hammer no podían faltar esos toques de terror, violencia y cierto e inocentón erotismo, bastante avanzados y subiditos de tono para la época. 

Sherlock Holmes (Peter Cushing) y el Dr. Watson (Andre Morell)
 
Sir Henry Baskerville (Christopher Lee)
La historia sitúa a Sherlock Holmes (Peter Cushing) y a su inseparable compañero Watson (Andre Morell), investigando el misterioso asesinato de un noble, Sir Charles Baskerville. Una leyenda negra pesa sobre la familia Baskerville, una maldición mortal reflejada a través de la figura de un infernal perro que supuestamente tiene sentenciados a muerte a toda la estirpe de los Baskerville. Ahora el único heredero de la familia, Sir Henry (Christopher Lee), se convertirá en la próxima víctima de esta "supuesta" maldición. No obstante el intuitivo Holmes comenzará a hacer sus respectivas indagaciones para descubrir lo que se oculta tras este halo de misterio aparentemente sobrenatural. 

Una de las pocas pelis en la que Cushing y Lee no son rivales

La misteriosa Cecile (Marla Landi)
Para todo aquél que haya visto alguna vez, o que conozca aunque sea de oída, las historias del famoso detective, decir que "El perro de los Baskervilles" va en esa línea. Es un film detectivesco, de misterio, no de terror en sí, aunque como ya he dicho tiene esa marca Hammer tan característica que le imprime ciertas características de los films de terror gótico tan populares de esa década realizados por la propia productora (u otras que los hayan tomado como referencia) y esto se puede comprobar en la ambientación, la banda sonora, la fotografía siniestra o ciertos tintes sobrenaturales añadidos al argumento. El aspecto visual de la película es sobresaliente, la historia es intrigante y entretenida y las interpretaciones geniales. Por lo tanto y resumidas cuentas es una excelente película, otro de los más destacables clásicos y de más prestigio de la Hammer y una demostración más de la gran labor de compenetración de las personalidades estrella de la productora, el  trío fantástico (Cushing, Lee y Fisher).

Sherlock Holmes se pone tenso

*MI MOMENTO FAVORITO: el tenso clímax final en el que Sir Henry (Christopher Lee) se tendrá que enfrentar con el maléfico perro del título y Sherlock Holmes (Peter Cushing) destapará todos los entresijos del aterrador y misterioso caso. 

Terror en los páramos

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada