domingo, 14 de julio de 2013

La mano de la momia (1940) de Christy Cabanne



Kharis (Tom Tyler) antes de ser momificado
Tras unos gloriosos años treinta, repletos de espectaculares y exitosas producciones de terror, la Universal no gozó del mismo prestigio ya entrados los cuarenta. Aunque aún realizarían algún que otro excelente clásico, por ejemplo "El hombre lobo" en 1941 o "El fantasma de la ópera" en 1943, durante la década de los cuarenta la Universal se limitó a explotar al máximo sus famosos monstruos clásicos con una serie de películas, la mayoría secuelas de sus grandes éxitos, o los llamados hoy en día reboots (volver a contar una historia inspirándose en un film ya hecho, pero sin guardar relación con el ya existente), incluso también fueron comunes los denominados hoy en día crossovers (films en los que se mezclaban a varios monstruos de diferentes franquicias en uno solo). Toda maniobra fue poca para que la Universal exprimiese al máximo a sus criaturas del género para sacara rentabilidad, hasta que la fuente se agotó por completo. Este caso, "La mano de la momia" vendría a ser el equivalente a un reboot del gran clásico protagonizado por Boris Karloff, "La momia". En líneas generales se inspira en la historia del original, pero iniciando otra diferente, desde otro punto de vista y con otros personajes que nada de relación guardan con los de la versión original, por ello no se puede denominar a esta película como una secuela de "La momia", cosa que he leído por ahí y que por lo tanto es incierta. 

"Yo que vosotros no abriría eso"

El egipcio Andohep (George Zucco)
La película arranca con otra expedición en Egipto, buscando la milenario tumba de una princesa llamada Ananka, de más de 3000 años de Antigüedad. Sin embargo despertarán sin querer a la momia del guardían de la tumba de dicha princesa, Kharis, cuyo amor prohibido por la princesa le deparó el cruel destino del que fue víctima. La momia, por supuesto, se dedicará a ir eliminando a los profanadores de la tumba de su amada. Aunque en resumidas cuentas viene a ser una divagación sobre el argumento de la película original, presenta múltiple diferencias, la más destacada es la momia en sí. En la versión original la momia encarnada por Karloff era mostrada como un ser capaz de hablar, de razonar y que mostraba signos de inteligencia, utilizada con malévolos propósitos y que incluso aparecía la mayor parte del film sin las características vendas. En esta película la momia no habla y es, digamos, la viva imagen que todos tendríamos en mente si nos mencionan la palabra "momia", un ser cubierto de vendas, de lento movimiento y muy mala leche. 

La momia ha vuelto a la vida

El grandilocuente funeral de la princesa Ananka
Otra gran diferencia es que la momia en sí, es utilizado aquí como un mero instrumento de venganza y está controlada por un enemigo humano, un egipcio llamado Andohep (George Zucco), quien posee el secreto de cómo controlar a dicho ser y que éste obedezca sus propósitos. En este film también comprobaremos como meten ciertos toques de humor, que en mi opinión, no están mal del todo pero que tampoco eran necesarios, aunque se nota que el tono más serio de la primera película se ha evaporado un poquito, aunque es de agradecer que las partes cómicas no aplasten el elemento, llamémoslo, aterrador. En cuanto a la labor técnica, se nota que se curraron, dentro de lo que cabe, toda la escenografía y se molestaron en realizar una película bastante notable, aunque ya se notaba que iban perdiendo el toque de grandeza de las producciones de antaño. La película es entretenida, además como todas las del estilo, dura poco más de una hora, por lo que se pasa rápido el visionado. Me parece un film estimable, alejado de la grandeza del primero, pero al fin y al cabo mantiene el tipo bastante bien. Cabe decir que la Universal continuó explotando el filón de la momia y posteriormente haría varias secuelas directas de este film, progresivamente inferiores. Como curiosidad, esta película sirvió como inspiración directa para la versión que en 1959 realizaría la productora británica Hammer, en ese período de reciclaje de los films de monstruos clásicos de la Universal. Podríamos decir que la de la Hammer es una especie de remake (no al cien por cien) de ésta porque guarda muchísima más relación con el argumento de este reboot que con la original de Karloff. 

La momia haciendo de las suyas

*MI MOMENTO FAVORITO: en sí todo lo sucedido en el clímax final, que conlleva el mítico rito de toda buena peli con momia incluída. Además incluye uno de los escenarios más chulos y currados de la película. 

El altar, la momia, la chica, no falta ningún elemento para un buen ritual

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada