viernes, 26 de julio de 2013

Siete mujeres atrapadas (1983) de Mark Rosman



Las jóvenes protagonistas
Pues aquí otro de esos muchos slashers ochenteros de gran encanto y cantidad de nostalgia para derrochar. Me hacen gracia los criticuchos que desprestigian estos filmes porque sale un asesino con un cuchillo y matan a gente. No sé lo que se esperan si se trata de un slasher. Igual esperaban ver a Dolly Parton cantando country o a Penélope Cruz chapurreando (que no hablando) inglés como en cierto truñazo de Woody Allen. Es como criticar un western porque salen indios y vaqueros (creo que este argumento ya lo he utilizado antes, pero me da igual porque es la verdad). En fin, nunca lo entenderé. Yendo al film, decir básicamente que es un slasher, con sus virtudes y sus defectos, con ciertos tintes de thriller con abundante suspense.

La señora Slater (Lois Kelso Hunt) oculta un secreto

No podía faltar alguna fresca
La película nos cuenta como siete jóvenes chicas universitarias desean celebrar una fiesta por todo lo alto, para despedirse, porque claro, han acabado ya el curso y la última fiesta tiene que ser la ostia. Lo que pasa es que cuentan con un grandísimo obstáculo, la señora Slater (Lois Kelso Hunt), dueña de la residencia donde se hospedan, que se opone tajantemente a que se haga ninguna fiesta en su casa. Las chicas cabreadas con la casera, deciden gastarle una broma macabra para darle un escarmiento. Lo que pasa es la cosa sale mal y se acaban cargando a la vieja accidentalmente. Asustadas, las chavalas deciden ocultar el cadáver, pero lo que no saben es que acaban de cometer un gran error, un error que esa noche les irá costando la vida una por una.

¡La broma tiene un desenlace muy trágico...

...y esto trae consigo consecuencias más trágicas!
A favor de "Siete mujeres atrapadas" hay decir que está muy correctamente realizada, filmada con soltura y mucha elegancia, con una calidad visual muy notable (a pesar de su bajísimo presupuesto). La banda sonora es magnífica, la puesta en escena, el ritmo, todos los elementos son muy funcionales, por lo tanto es un film que crea tensión, que engancha y que no aburre, aunque ya nos intuimos lo que vamos a ver a poco avispados que seamos. Incluso para la época en la que salió, no innovó mucho, sin más quiso convertirse en una más de la lista de los innumerables slashers que inundaron las pantallas de los cines en los ochenta.

¡La broma les saldrá cara!

Katherine (Kate McNeill)
Posee buenas referencias a otros grandes filmes como "Navidades negras" o "Noche de graduación", incluso a la magna "Psicosis" y apuntar que sirvió además de hincapié para filmes posteriores (ver sin ir más lejos la famosísima "Sé lo que hicisteis el último verano"). Además cuenta con interpretaciones bastante decentes (igual los que dicen que son malas dicen que Penélope Cruz es una actriz maravillosa), tiene una buena trama que juega con el suspense a la perfección, al más puro estilo Hitchcock (no es de extrañar puesto que el director fue asistente del gran Brian De Palma) y un buen puñado de asesinatos.

¿Están todas muertas?

Como punto negativo, me veo en la obligación de decir que la película no es muy explícita y los asesinatos son algo contenidos, aunque tampoco son 100% lights, aunque en este aspecto me gustaría comentar el que yo considero, un error garrafal. Y es que el primer asesinato me parece horroroso en el más amplio sentido de la palabra. El asesino mata a un tipo con gafas, clavándole un bastón puntiagudo (que será su arma homicida el resto de la película) en el cuello, y podemos ver claramente como el actor es sustituido por un maniquí. Me parece imperdonable que no hayan disimulado un poco mejor un efecto tan cutre y tan mal realizado. 

La escena en cuestión
Pero bueno, podríamos pasarlo por alto ligeramente porque posteriormente la cosa mejoró en cuanto a efectos sangrientos y de maquillaje se trata, aunque como ya he dicho, sin resultar en ningún momento demasiado explícita ni visceral como otros productos similares más violentos. En fin, no me enrollo más, sin más me parece un buen slasher con mucha personalidad, con todos sus elementos, entretenido y con mucho suspense. Habría sido mejor con más sangre, pero tampoco se echa de menos demasiado este detalle porque el film compensa ofreciendo un buen porrón de muertes y una atmósfera de terror gratamente conseguida. Como siempre digo, a los fans del slasher (como a mí) os gustará seguro.

¡Cuidado con el payaso!

*MI MOMENTO FAVORITO: corresponde al instante en el que la "final girl", Katherine (Kate McNeill) va huyendo del asesino y se topa en uno de los retretes este espantoso percal.

"¿Véis lo que pasa por no tirar de la cadena?"

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada