lunes, 8 de julio de 2013

El pájaro de las plumas de cristal (1969) de Dario Argento



El asesino escogiendo arma
La película "La muchacha que sabía demasiado" de Mario Bava y sobre todo "Seis mujeres para el asesino" (también de Bava) fueron las que pusieron de moda una serie de thrillers policíacos italianos de peculiares características que acabaron englobadas en un subgénero llamado giallo. Aunque Mario Bava fue su introductor, la figura que elevó el giallo a lo más alto fue Dario Argento, autor de algunos de los más grandes clásicos del terror italiano. Argento había ejercido antes en otros films como ayudante de dirección y como guionista en el western de Sergio Leone, "Hasta que llegó su hora", pero su debut como director fue con este magnífico giallo, "El pájaro de las plumas de cristal", que fue además uno de los más representativos. 

Sam Dalmas (Tony Musante) y su novia Julia (Suzy Kendall)





La historia presenta a un escritor americano Sam Dalmas (Tony Musante) que se encuentra en Roma y que es testigo del intento de asesinato de una mujer, Monica Ranieri (Eva Renzi). Ella fue apuñalada por una figura encapuchada que escapa al percatarse de la presencia del escritor. La policía no tiene dudas de que esta mujer ha sido otra de las víctimas de un maníaco homicida que sistemáticamente siguiendo un modus operandi, asesina mujeres en Roma de formas violentas. Ahora Sam se convierte en una pieza fundamental de la investigación, pero él mismo deberá exponerse a cazar al criminal cuando éste amenace su propia vida y la de su novia Julia (Suzy Kendall). 

Monica Ranieri (Eva Renzi) se libra por los pelos de haber sido asesinada

Este tío viene de manos armadas
Desde sus inicios, Dario Argento ya dio muestras de los elementos que caracterizarían el resto de su filmografía. Algo que llama poderosamente la atención de su estilo, es que la composición visual es poderosamente asombrosa, la fotografía (muy colorista) está muy cuidada y tanto movimientos de cámara como planificación de los encuadres tienen especial importancia en la historia, como cualquier elemento arquitectónico o del entorno que rodea a los personajes. Otra de las cualidades de las pelis Argento es la furia agresiva con la el asesino da muerte a sus víctimas, aunque esto sería algo que potenciaría en films posteriores, ya que la concepción que Argento tenía de crear obras artísticas en la representación de grotescas muertes plagadas de sangre y tortura no sería muy explotado en "El pájaro de las plumas de cristal", aunque en ésta se presencian ciertos toques.

Guantes de cuero negro, ¡funcionales para no dejar huellas!

"Acojonaíta me hallo"
Otra de las características es la ocultación del asesino hasta el final (típico de todo giallo) y sendos homenajes a Hitchcock en la aportación de falsas pistas que desvirtúan al público a modo de que la adivinación de quién es el culpable sea bastante compleja y difícil. Por otro lado siempre juega un papel muy importante la mentalidad del protagonista (casi siempre un tipo desvinculado de la policía que a la fuerza se convierte en investigador), cuyos sueños le van revelando detalles precisos aparentemente sin importancia que acaban siendo esclarecedores y decisivos para la resolución de la trama. Y por supuesto casi siempre Argento sería experto en ofrecer una vuelca de tuerca final que deje a los espectadores impactados y boquiabiertos, con algún giro inesperado y muy original que nos desvela algo que creíamos cierto pero que al final resulta no serlo.   


Sam Dalmas de cháchara con la policía
"El pájaro de las plumas de cristal" ofrece una trama excelente, misterio a raudales y tiene un ritmo tan trepidante (al puro estilo Hitchcock) que la hace una película enormemente interesante. Es un excelente giallo que sirvió de referencia, no sólo a posteriores giallos, sino a muchos otros thrillers made in Hollywood que bebieron de su estructura narrativa y forma de presentar los hechos y las resoluciones. Además sirvió para descubrir a todo un maestro del género como es Dario Argento, quien sería el autor de obras tan imprescindibles como "Rojo oscuro" o "Suspiria" y se ganaría una reputación de culto bien merecida. Una película genial, original, entretenida, de culto obligado y verdaderamente atrapante. 

El pájaro que da título a la película

*MI MOMENTO FAVORITO: cuando el prota Sam Dalmas (Tony Musante) descubre por fin quién es el asesino, es tan inesperado que la verdad resulta un momento impactante. Yo recuerdo que cuando la vi me quedé literalmente boquiabierto. 

Sam Dalmas se queda tan boquiabierto como los espectadores

1 comentario:

  1. Giallazo!!! Me encanta, de los primeros que vi y uno de los que más me han impresionado. Buenísima película ;)

    ResponderEliminar